Preparación del terreno

Para el establecimiento  de una plantación de  cacao se puede partir de  diferentes tipos de vegetación como; vegetación original, áreas ocupadas, bosque de segundo crecimiento, cultivo  abandonado e inclusive potreros, los mismos que deben ser preparados con varios meses de anticipación, a la siembra, preferiblemente en la época de menos precipitación, comprendiendo las siguientes labores.

  • Tumba y pica de la vegetación existente.
  • Repicado de los árboles.
  • Trazado del terreno.
  • Construcción de zanjas para drenaje, de ser necesario.

Trazado y balizado del terreno

Trazar un terreno es determinar la distribución espacial y fijar los lugares donde se sembrará el cacao y la sombra temporal, permanentemente, obteniéndose las siguientes ventajas:

  • Conveniente circulación del aire.
  • Facilidad para deshierbar o socolar.
  • Facilidad para transportar la cosecha.
  • Se conservan mejor los suelos.
  • Señalizar con unas estaquillas los setos donde se abrirán hoyos para el cacao y sombra temporal.

Distancia de siembra

En el caso del cacao nacional reproducido en forma clonal, se deben tomar en cuenta las condiciones medioambientales y la altitud. En zona donde existe mucha luz colocar mayor número de plantas y en las zonas donde hay mayor cantidad de lluvia y poca luz se debe poner menos plantas. La distancia de siembra recomendada para zonas húmedas es de 4×4

(625 plantas por hectárea), y para zonas secas es 4×3 (833 plantas por hectárea).

Sistemas de siembra

Para efectuar el trazado balizado y posterior siembra se debe considerar la topografía del terreno y la densidad poblacional en función del tipo de planta que se sembrará (cacao clonal, sea ramilla o injerto, y/o plantas provenientes de semillas).

En un terreno plano o ligeramente inclinado cabe un trazado en “marco real” conocido como “en cuadro”; mientras que en terrenos con pendientes pronunciados se recomienda el trazado en curvas de nivel, el cual consiste en sembrar las plantas siguiendo las líneas de nivel perpendiculares a la pendiente y en curva de nivel.

Época de siembra

La siembra debe realizarse después de las primeras lluvias cuando hay suficiente humedad en el suelo. Posteriormente se resembrarán plántulas muertas.

Dimensiones del hoyo

Para favorecer el desarrollo del sistema radicular se recomienda hacer hoyos de 30x30x30 cm (largo, ancho y profundidad); separando la tierra superficial de aquellas del fondo para invertir la posición de las capas al momento del transplante.

Siembra del cacao

Una planta obtenida por injerto puede ser sembrada en el  campo a los 2- 3 meses de edad  (después del injerto), igualmente una planta proveniente de semilla puede ser sembrada con una edad entre 4 y 5 meses, y con una altura de 40 a 50 cm.

El transplante se realizará cuando haya suficiente humedad en el suelo, enterrando la plántula hasta el cuello de la raíz, tratando de no dañar las raicillas, esta labor se recomienda durante las primeras horas de la mañana.

La siembra definitiva del cacao se puede hacer conjuntamente con la sombra  temporal o cuando esta tenga 6 a 8 meses de edad.

Cuando se va a transplantar, rompa la funda plástica haciendo dos cortes en los lados de cada funda en el momento de colocar la planta de cacao en el sitio definitivo. En los suelos pesados se recomiendo hacer hoyos grandes colocando a plántula en el centro del hueco.

Fuente: El Productor