Nacido en Hayward (California), Dwayne Johnson comenzó su carrera profesional en el mundo del deporte. A pesar de que era hijo y nieto de reconocidos luchadores profesionales, el joven Johnson se decidió por el fútbol americano y se convirtió en campeón nacional con su equipo universitario, Miami Hurricanes. Sin embargo, las lesiones impidieron que la promesa terminase en la NFL. Así, Johnson acabó jugando en la liga de fútbol americano de Canadá.
 
“Los sueños que tenía se vieron derrumbados. Tuve que dejar el fútbol y me separé de mi mujer. Ese fue sin duda el peor momento de mi vida”, recordó Dwayne de una época compleja en la que ganaba unos 200 dólares a la semana. 
 
Esto hizo que el joven deportista frustrado se convierta en La Roca, el luchador profesional que consiguió el éxito en la WWE.
 
Sus primeras apariciones cinematográficas ocurrieron en las películas “El Regreso de la Momia” o “El Rey Escorpión”. Su participación en la quinta entrega de “The Fast and the Furious” lo catapultó a la fama internacional y lo convirtió en el mejor actor pagado de 2015, con unas ganancias que Forbes estima en 64,5 millones de dólares.
He aprendido algunas lecciones invaluables hace mucho tiempo, que pueden ayudarte  a tener éxito en lo que sea que estés haciendo. La grandeza nunca se logra solo. Rodéate de personas brillantes y con hambre de éxito,  que no sólo crean en tu filosofía, sino que estén  dispuestos a trabajar tan duro como tu. El poder del trabajo en equipo. Y nunca te olvides de donde vienes.” dijo el dueño del “codazo del pueblo” en su cuenta de instagram.
 
Este 2016 el actor continúa con la buena senda gracias a la comedia de acción “Un espía y medio”. Para 2017 se espera que estrene “Fast 8” y el remake de dos íconos cinematográficos de los noventa como “Los vigilantes de la playa” o “Jumanji”.
Fuente: www.ecuavisa.com