Por: Simbioti-k

La soya es una oleaginosa de demanda mundial cuyo potencial no está siendo aprovechado en Ecuador. La producción mundial de soya en el último trimestre del año 2016 fue de 312.97 millones de toneladas, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), la proyección para el primer periodo del 2017 será de 336.62 millones de toneladas (USDA, 2017).

El principal comprador del grano a nivel mundial es China y el mayor vendedor es Estados Unidos. Pero, al tener la demanda esencialmente concentrada en dicho país, las variaciones que puede sufrir su economía afecta a las cotizaciones del commodity. Los países que importan en  menor escala después de China, son: Japón, Alemania, México y Holanda (FAO, 2013).

En Ecuador el porcentaje de exportaciones de soya, no es mayormente significativo en la balanza comercial no petrolera debido a que no es un cultivo tradicionalmente fuerte en el histórico del país. El último censo realizado en el sector fue en el año 2000 en donde se registran 54,350 hectáreas sembradas y  distribuidas al 96% en el interior de la provincia de Los Ríos y el restante 4% en la provincia de Guayas, en ese año la producción registrada fue de 1.73 toneladas por hectárea (MAGAP, 2015). Y si bien los datos ecuatorianos no están actualizados, a nivel global, la producción de soya ha tenido un incremento del 14% en los últimos 5 años (Mundial de Soja, 2017).

De acuerdo al último análisis sobre el cultivo realizado en el 2015 por el MAGAP denominado: “Informe de rendimientos y características de soya en el verano”, se reportó que los productores de este cultivo no se encuentran dedicados del todo a él, también siembran adicionalmente tradicionales de ciclo corto. El proceso de siembra es en el verano y sacan la cosecha una sola vez en el año.

Así mismo, el informe analiza que una de las principales dificultades encontradas en el cultivo de la soya, ha sido el conocimiento del manejo apropiado del cultivo. Una de las consideraciones, es que se necesita preparar el suelo y el sistema de riego. Comúnmente el grano es sembrado en verano y la gran mayoría de productores no se preocupan por el riego y las bajas precipitaciones propias de la época, sin embargo, existe una escasa población utiliza los sistemas de riego por gravedad y aspersión (MAGAP, 2015).

Se ha identificado que la siembra es similar en las regiones de plantación en Guayas y Los Ríos. En su mayoría, se utiliza el voleo, a excepción de Los Ríos donde se siembra por distanciamiento, y lo mismo ocurre con la fertilización edáfica a través de urea y que ambas provincias utilizan.

La mayor zona productiva del país en el cultivo de  Soya es la provincia Los Ríos, y esto se debe al uso de la variedad P34, una mayor mecanización (más de tres labores culturales) y una mayor fertilización (entre 0.7 y 0.8 qq/ha de cada uno de los principales macronutrientes: nitrógeno, fósforo y potasio), por tanto para dedicarse a un cultivo altamente productivo, se recomienda necesario una adecuada planificación de siembra, considerando los estudios y diagnósticos tanto del cultivo como de mercado.  Por citar un ejemplo cercano, en Ecuador la demanda de productos derivados de la soya y con valor agregado, cada día van en aumento por lo que tendríamos un nicho local interesante de abastecer (Vergara, 2017).

Referencias:

Producción Mundial de Soja, 2017. Obtenido de: www.produccionmundialsoja.com

Actualidad, 2016. Países exportadores e importadores de soja. Obtenido de: actualitix.com

MAGAP, 2015. Rendimientos y características de soya en el ecuador verano 2015 (Julio – Octubre). Ecuador. Obtenido de: http://sinagap.agricultura.gob.ec/pdf/estudios_agroeconomicos/rendimiento_soya.pdf

Nelly Vergara, 2017. Proyectar y planificar adecuadamente la producción de soya. Ecuador. Obtenido de: www.foodnewslatam.com