La última vez que el mundo escuchó hablar sobre el chocolate ecuatoriano fue hace unas semanas, cuando se dijo que el postre pondría el toque especial en la fiesta de premiación de los premios Óscar.

La penúltima vez fue cuando Oprah Winfrey, la mujer más influyente de EE.UU., reveló su preferencia y le dio el liderato mundial.

Esos hechos han tocado el orgullo nacional, pero también han significado una señal esperanzadora para la industria de este sector que hace más de una década busca catapultar al producto en un mercado de exclusividad.

Ese el nicho al cual se está apuntando y que hoy motiva a empresarios y funcionarios públicos a trabajar en una marca país para promocionarlo.

Después de 250 años de exportar “Cacao Nacional Arriba”, el más fino del mundo, aún siguen siendo pocas las industrias que se han animado a producir chocolates oscuros en este país. Una docena se lleva el mérito, no solo por dar el primer paso sino por hacer las cosas diferentes.

En ese grupo sin duda está la empresa guayaquileña TULICORP, que hace tres años, según cuenta Eduardo Márquez de la Plata, decidió dar mayor valor agregado al 35 % del dulce que fabrica. La oportunidad nació en el mercado norteamericano donde ya han enviado las primeras barras que, además de chocolate, combinan otros productos naturales como el banano, granilla, quinua y aceites.

Algo parecido han hecho con otros confites que mezclan sabores con frutas tropicales como maracuyá, piña o mango.

Por la misma ruta han caminado otras marcas como Pacari, Hoja Verde, Kallari, Choco Art y Ecuartesanal que han trabajado en una oferta gourmet que además emplea distintas especias como ají, hierbaluisa, jengibre, mortiño, uvilla.

Sin embargo, Márquez, refiere que el secreto del éxito no solo consiste en innovar sino saber a qué mercado llegar, pues la comercialización es la parte más dura del proceso. “Existen diferentes modos de llegar a la puerta. Hay que convencer no solo con la calidad y los precios sino con la presentación y tipo de producto”, dijo.

En el 2013, las ventas de este producto alcanzaron los $ 21,8 millones, 17 millones más que lo alcanzado hace 5 años ($ 4, 4 millones). No obstante, pese al crecimiento, su aporte en las exportaciones no petroleras apenas se ubica en el 0,20 %.

Para revertir esa realidad, Manuel Echeverría, subdirector de Pro Ecuador, refiere que el Ministerio de Comercio Exterior está trabajando para este año tener lista una marca que ayude a identificar al producto a nivel mundial. Una estrategia que se complementará con la labor que ejecute el Consorcio de Chocolate que hace tres meses fue fundado por siete empresas del país. “Esto nos permitirá llegar con una imagen consolidada como país, a mercados donde probablemente necesitaremos agruparnos para cumplir con un mayor volumen de oferta”.

El chocolate pinta un futuro prometedor para las industrias, no solo porque el consumo mundial crece más del 3 % cada año, sino porque también existen otros sectores en los que podría ingresar, como el de cosmetología, por ejemplo.

EN CONTEXTO

  • La industria chocolatera capta buenas señales del mercado internacional. Su meta es ir por más.
  • Ingredientes naturales como ají, hierba luisa o frutas complementan la venta que creció 5 veces en los últimos años.
  • Siete firmas crean un consorcio para gestionar una mejor comercialización del chocolate en el exterior.
  • Además del mercado de confitería existen otras maneras de crecer. Tener éxito en el sector de cosméticos es el desafío.
  • Dulces razones para entrar al negocio
  • Insumos garantizados. Ecuador es el primer productor y exportador de cacao fino de aroma del mundo.
  • Precios altos. Se cree que en 20 años, el chocolate será un producto de lujo. Su consumo aumenta más rápido que la producción.
  • Se prefiere lo sano El mundo demanda cada vez más productos naturales. El cacao es beneficioso para la salud.
  • Consumo incrementa Anualmente, el consumo de chocolate incrementa un 3 %, sobre todo en los países europeos.
  • Otras opciones Se abren otros nichos para hacer negocios. Hay demanda en el sector gastronómico y de cosmetología.

Usos de la materia prima

En el 2013, Ecuador exportó 205.000 toneladas de cacao. La mayor parte se la hizo en grano; pero también se destinó al sector chocolatero, de cosmetología y hasta salud.

Alimentos. El cacao que se produce en el país se emplea para elaborar chocolates para el área de confitería y otras barras que tienen como destino el sector gastronómico.

Cosmetología. En el país se está empezando a elaborar productos de belleza. Jabones, cremas y mascarillas encabezan la lista de productos a base de chocolate.

Salud. Este es otro de los mercados que no ha sido explotado. El cacao tiene una alta cantidad de polifolenes que ayudan al aparato digestivo.”Nos falta promover el producto elaborado, el de valor agregado.

“Por eso trabajamos en una marca país” mencionó Manuel Echeverría de Pro Ecuador

“Otro campo que debe ser aprovechado por los chocolateros es el de cosméticos. Ahí hay oportunidades”

Fuente: Diario Expreso