El cacao fino de aroma nace y crece de color verde, de aspecto rugoso y cuando madura su color es amarillo intenso, por eso es llamado “la Pepa de Oro”. Además el cacao es el producto ecuatoriano de exportación, con mayor historia en la economía del país.

Cuando hablamos de cacao nacional, nos referimos a un producto con una riqueza social única ya que en nuestro país alrededor de 1000.000 familias lo cultivan. El 95% de estos cultivos está trabajado por pequeños productores con propiedades de menos de 10 hectáreas. Con su esfuerzo diario han logrado que Ecuador se mantenga como el primer producto de cacao fino del mundo, aproximadamente con el 62% del volumen global.

El cacao ecuatoriano goza de reconocimiento en mercados exigentes como Japón, Estados Unidos y países europeos como Suiza, Italia, Bélgica, donde se fabrican los mejores chocolates del mundo. El cacao fue nombrado producto símbolo del Ecuador en 2006, por su calidad, su sabor y aromas únicos, así como por su historia y significado cultural, social y económico.

La mazorca que vale oro.

Una mazorca puede pesar una libra o más, dentro de ella se encuentra una pulpa que contiene unas 40 almendras en promedio. Con 15 o 20 mazorcas se consigue un kilo de cacao. En Ecuador el tamaño de una almendra es de 3 centímetros aproximadamente, y su peso puede variar de 1 hasta 1,6 gramos.

A diferencia con el cacao de Ghana –que es el standard en el mundo y referencia para medir la calidad física- no va más allá de 1,1 gramos. Cabe mencionar que la almendra de cacao fermentada y seca es el producto final que se exporta.

Actualmente, Europa consume entre 10 y 11 kilogramos de chocolate per capital al año. La demanda sigue creciendo, y posiciona a Ecuador como uno de los principales productores y exportadores de cacao fino de aroma en el mundo.

Fuente: Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador