Los productores de cacao están a la expectativa del lanzamiento de los cuatro nuevos clones de cacao. Estos estudios los desarrolla el Programa de Cacao de la Estación Experimental Tropical Pichilingue (EETP) del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap).

La institución estatal tiene como objetivo desarrollar cultivares de cacao altamente productivos, que tengan resistencia a las enfermedades y adaptación a la zona productiva. Crear nuevas variedades o clones de cacao lleva un proceso de muchos años por ser un cultivo perenne.

Resultados

El fitomejorador del Programa de Cacao, Alfonso Vasco, señaló que mediante las investigaciones han logrado cuatro clones altamente productivos.

Estos podrían convertirse en corto tiempo como variedades comerciales para atender la demanda de los agricultores de la región, zona central del litoral. Además pretenden que después sea productivo en otros ambientes donde están probando como: la Amazonía, Esmeraldas, la Península de Santa Elena, Manabí, Santo Domingo y en San Miguel de los Bancos (Pichincha).

Con los resultados esperan poder difundir las nuevas tecnologías que sirvan para que siembren los agricultores clones mas competitivos, con mayor producción y mejor adaptados, según el fitomejorador de la EETP.

Cacao fino y de aroma

“Estamos en la evaluación final para poder definir cuál es el rango de producción de mayor a menor, pero los resultados están bastantes halagadores y promisorios, pues producirían más de los que actualmente están en distribución”, aseguró Vasco.

A decir del también catedrático universitario es cacao fino y de aroma, que es lo que al país le conviene porque tiene calidad organoléptica (reúne a las cualidades de un alimento apreciable con los sentidos), la misma que permite obtener los chocolates finos para la exportación.

Los clones todavía no tienen nombres porque están en estudios, cuando el Iniap considere pertinente liberarlos les pondrán un código con el número que corresponda. Según Alfonso Vasco está planificado que sean liberados en el año 2017. (MRG)

La investigación de los cuatro últimos clones lleva 14 años y actualmente están en los estudios finales.

Fuente: El productor