Científicos estadounidenses de la Universidad de Arkansas  han descubierto que la fotosíntesis puede ser aprovechada para aumentar la producción del arroz en hasta un 30%. El grupo de investigación dirigido por Andy Pereira, ha descubierto la función de una proteína que activa los genes con la capacidad de impulsar la actividad fotosintética en las plantas de arroz. Un descubrimiento con aplicaciones prácticas para la mejora de  variedades permitiéndolas adaptarse mejor a las condiciones climatológicas.

Los investigadores descubrieron que la proteína conocida como HYR (higher yield rice) tiene la capacidad de permitir a las plantas sobrevivir al estrés y aumentar su productividad. Andy Pereira ha explicado que “El regulador HYR es el encargado de controlar el complejo proceso de la fotosíntesis. Hemos visto en pruebas de invernadero que las plantas que utilizan el regulador HYR son mucho más verdes que cualquier otra. Esto se debe a el mayor nivel de clorofila, que implica una mayor fotosíntesis.”

La reacción común de las plantas antes condiciones de estrés es su actividad fotosintética para dejar de producir oxígeno reactivo, algo perjudicial para la planta. Según han explicado los expertos, en ese punto es donde la proteína reguladora HYR mantiene toda la maquinaria de la fotosíntesis activa manteniendo la productividad.

La investigación ha demostrado que la proteína HYR es capaz de intensificar la fotosíntesis incrementando los azúcares, por tanto aumentando la biomasa y, finalmente, consiguiendo una mayor producción de grano en los cultivos de arroz.

Sin tener estos datos todavía identificados existía un consenso científico de que si se lograra aumentar la capacidad fotosintética de la planta probablemente se aumentaría la productividad y el rendimiento de la misma. Una presuposición que todavía nadie había demostrado hasta este momento.

Fuente: Mundo Agropecuario