Bolivia busca revolucionar su agricultura con el uso de urea como fertilizante, para duplicar el rendimiento de cultivos, tal como lo demuestran estudios de la compañía Semexa SRL, responsable de hacer la investigación y promoción de la urea granulada que producirá la Planta de Amoniaco y Urea de la estatal YPFB.

En entrevista con Xinhua, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, explicó que la urea será producida en la planta de Bulo Bulo en Cochabamba, al centro de Bolivia, la cual lleva un avance de más de 90 por ciento.

“Sin duda que el uso de fertilizantes revolucionará el agro boliviano. Estudios realizados en municipios productivos del departamento de Santa Cruz establecen que el empleo de urea duplica el rendimiento de cultivos agrícolas, según Semexa”, señaló.

La estatal YPFB informó que la Planta de Urea y Amoniaco que se construye en Cochabamba entrará en operaciones comerciales a inicios de 2017. Entre septiembre de 2016 y enero de 2017 la instalación estará en una fase de pruebas.

“Antes de que la planta comience a funcionar, debe pasar por dos momentos, el primero es el precomisionado, que consiste en realizar las pruebas de sus circuitos sin el uso de combustible. En la segunda etapa, denominada comisionado, sí será utilizado carburante”, precisó Achá.

La empresa contratista para esta obra es Samsung Engineering y la inversión asciende a 876 millones de dólares.

El 80 por ciento de la producción de urea se exportará a Brasil y Argentina y el 20 por ciento restante se comercializará en el mercado interno.

El complejo petroquímico tendrá un consumo de gas natural de 1,4 millones de metros cúbicos por día, aproximadamente. La planta tendrá una capacidad de producción de 420 mil toneladas métricas al año de amoniaco y 650 mil toneladas métricas al año de urea.

ESTUDIOS

La compañía Semexa realizó un estudio importante que difundió a los medios de comunicación.

“Sin uso de la urea se sacaba 4.375 kilos por hectárea (Ha) de materia verde (pastura), pero con una dosis elevada de urea hemos obtenido hasta 13.312 kilos de materia verde por hectárea”, según el informe.

“En el caso de arroz, de 1.712 kilogramos por hectárea se incrementó hasta 3.658 kilos por hectárea y el rendimiento del trigo fue de 1.579 a 2.291 kilos por hectárea”, agregó.

La investigación y socialización del uso de la urea se realiza a propósito de la construcción de la planta de fertilizantes de YPFB en Bulo Bulo.

“Este complejo hace efectivo el compromiso del gobierno nacional y de YPFB para la industrialización del gas en Bolivia”, señaló Guillermo Achá, presidente de la petrolera.

De acuerdo con las investigaciones, el beneficio es notorio en pasturas, maíz, caña de azúcar, trigo y sorgo.

Los estudios -realizados en El Torno, San Juan de Yapacaní, Pailón y San Julián- se dividieron en dos campañas agrícolas: en verano, en cultivos de maíz, trigo, caña de azúcar y pastura, y en invierno, en cultivos de sorgo, maíz, trigo y soya.

En una segunda fase, están contemplados estudios del uso de la urea en cultivos de papa, hortalizas y árboles frutales.

Achá dijo que al ser Bolivia un país productor, el fertilizante estará a disposición de todos los productores a costos más accesibles.

“Incrementará el rendimiento de sus cultivos, habrá mayores alimentos, el productor mejorará sus ingresos, habrá más grano para exportar y esto generara mayores divisas para el país”, señaló a Xinhua.

MERCADOS

Según las perspectivas del gobierno boliviano, la oferta global de nutrientes tiene expectativas favorables, impulsada por inversiones para la ampliación de la capacidad productiva global, en particular de urea, el fertilizante de mayor consumo y con el nivel de comercialización más alto del mundo.

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Sánchez, dijo que el principal mercado es el boliviano, pero hay interés de Brasil, Argentina y Paraguay.

“Las negociaciones están avanzadas con Brasil y Argentina, que mostraron interés por adquirir urea, debido a que tienen un plan agrícola de producción y de ampliación de frontera agrícola”, ponderó.

Sánchez expresó que entre los acercamientos realizados con equipos de la estatal Petróleo Brasileño S.A. (Petrobras), existiría la decisión de que Brasil podría asumir la totalidad de volúmenes de producción de urea de Bolivia.

No obstante, dijo que la otra propuesta es que Petrobras sea socio de YPFB en un proyecto de petroquímica denominado Tres Lagunas, que es otra planta de producción de urea, donde YPFB tendría que abastecer gas e invertir recursos.

Fuente: www.mundoagropecuario.com