El almacenamiento de los granos, se realiza con el fin de conservar la calidad de los productos después de la cosecha, limpieza y secado. El deterioro y pérdida de los granos depende de factores como el contenido de humedad, la temperatura del grano, la presencia de insectos y microorganismos, el ataque de roedores y los daños mecánicos ocasionados en la recolección y durante el acondicionamiento.

De la temperatura y el contenido de humedad depende el tiempo y la conservación de la calidad de los granos, ya que entre más secos y fríos se mantenga los granos, mayor será el tiempo que permanecerá en las mejores condiciones. Tabla 5 y 6

Tabla 5. Tiempo seguro de almacenamiento en función de las diferentes temperaturas y el contenido de humedad de los granos

Tabla 6. Contenido de humedad recomendado para el almacenamiento seguro de algunos productos

Factores que afectan el almacenamiento de los granos de cereales

  • Factores físicos los factores físicos que más afectan la calidad de los cereales en almacenamiento son la humedad relativa y la temperatura.

Humedad de equilibrio y humedad relativa del aire: como es sabido los granos de cereales absorben o liberan humedad (o sea que son higroscópicos), la humedad de equilibrio se obtiene al someter los granos en un medio ambiente específico por un periodo de tiempo determinado, esta humedad depende el tipo de grano, de la temperatura y de la humedad relativa del aire que circula (HR). Es así que si el contenido de humedad del grano es alto, mucho mayor al contenido de humedad de equilibrio para un medio dado, la semilla libera humedad, en caso contrario si el contenido de humedad del grano es menor, entonces absorbe humedad del aire. Por ejemplo cuando la humedad relativa del aire es mayor al 75%, la humedad en los granos aumenta rápidamente, mientras en sitios de clima seco en donde la humedad relativa está por debajo, el contenido de humedad de los granos, se ve poco afectado.

Temperatura: cuando la temperatura del medio se calienta, favorece la disminución de la humedad de equilibrio en los granos. Es así entonces que el contenido de humedad de los granos se ve afectado por el aumento de la temperatura, esto siempre y cuando la HR se mantenga estable. Es necesario tener en cuenta que la temperatura y la HR, son variables independientes, es decir cuando aumenta una, disminuye la otra.

  • Factores químicos: el oxígeno y el gas carbónico afectan reciamente a los granos almacenados, como se explicó los granos de cereales son organismos vivos que continúan con los procesos respiratorios, generando energía, que es utilizada en los procesos metabólicos. Además provocan un cambio en el volumen y la apariencia de los granos como son las porosidades.
  • Factores bióticos: dentro de este grupo de factores están los ocasionados por insectos y microorganismos a la masa de granos de cereales en almacenamiento. La generación de hongos, bacterias e insectos se ve relacionada con la temperatura de almacenamiento y la HR.

Otros factores que afectan el almacenamiento de los granos:

  • Características genéticas de la especie: la longevidad de los granos de cereales durante el almacenamiento varía de una especia a otra, dentro de la misma especie, de un lote a otro y dentro del mismo lote. Es así como los cereales de más alta longevidad son, la cebada y la avena, los de longevidad media, el maíz y el trigo y de longevidad baja el centeno.; al igual, el maíz blanco o amarillo es más resistente en periodos largos de almacenamiento mientras que el maíz dulce no, presentando problemas durante el almacenamiento.
  • Historia precosecha del cultivo. El almacenamiento por excelente que sea, no mejora las características de calidad de los granos, esto debido a que los granos antes de la cosecha se ven sometidos a una serie de factores que van en detrimento de la calidad. Para obtener buenos resultados durante el almacenamiento, es necesario almacenar granos maduros, con bajo porcentaje de granos afectados por daños mecánicos o por patógenos, al igual no deben almacenarse granos sometidos a temperaturas y humedad excesiva durante la maduración y cosecha.
  • Grado de madurez: los granos fisiológicamente maduros, se almacenan mejor ya que sus atributos de tamaño, peso, vigor y germinación han sido alcanzados, si los granos no presentan los anteriores parámetros de calidad antes del almacenamiento, se darán pérdidas significativas del producto.
  • Vigor: este factor es determinante en la conservación de los granos en el almacenamiento. A mayor vigor, mayor será el periodo de almacenamiento.
  • Daños mecánicos y por patógenos: la mala manipulación de los granos, ocasiona un detrimento de la calidad, ocasionando hendiduras, magulladuras y otros, que no sólo bajan el vigor y dan origen a otras plántulas, sino que además favorecen la aparición de hongos y permiten el ataque de insectos.

Tipos de almacenamiento

El almacenamiento de los granos se puede realizar a granel o en sacos, el tipo de almacenamiento a utilizar depende de los siguientes factores:

 

  • Tiempo de almacenamiento
  • Valor del producto
  • Clima
  • Sistema de transporte
  • Costo y disponibilidad de manos de obra
  • Tipos de empaques
  • Peligro de ataque de plagas y microorganismos

Almacenamiento de granos a granel

Silo metálico de fondo plano de baja capacidad: construido con láminas galvanizadas calibre 26, ensambladas en forma circular, su tapa y fondo son planos. Figura 16. Por ser un recipiente cerrado y hermético, protegen los granos del ataque de plagas y de la humedad evitando la proliferación de hongos.

Figura 16. Esquema de un silo metalico de fondo plano

Ventajas

  • Fácil consecución de los materiales
  • Se puede construir en cualquier lugar
  • Proporciona buena protección contra el ataque de insectos, roedores, pájaros y hongos
  • El silo ocupa menos espacio que otras formas de almacenamiento usadas tradicionalmente
  • Cuando esta vació es fácil moverlo
  • Los granos pueden permanecer por tiempos prolongados sin que se alteren sus características

Silos metálicos de fondo plano o cónicos: se construyen con capacidades hasta para 1500 o más toneladas, en donde se somete el grano a secado, enfriamiento y almacenamiento, a través de diferentes transportadores. Figura 17

Figura 17. Almacenamiento en silos

  1. Recibo del grano
  2. Elevador de cangilones
  3. Compuertas de distribución
  4. caída del grano al silo
  5. Distribuidor automático
  6. Equipo secador
  7. Agitadores de grano
  8. Transportador de tornillo sinfín
  9. Transportador que lleva el grano al silo de enfriado
  10. Silo de enfriado del grano aireado
  11. Transportador de tornillo que lleva el grano a elevador de cangilones
  12. Compuertas que envían el grano a los silos de almacenamiento
  13. Silos de Almacenamiento
  14. Transportadores para vaciado de los silos de almacenamiento
  15. Tubos para descargar los granos en remolques

Manejo de los silos: Se deben seguir, los siguientes pasos:

  • Limpiar el silo por dentro y por fuera
  • Efectuar una inspección para detectar orificios o agujeros para garantizar una hermeticidad
  • Llenar el silo solo con granos previamente secos, limpios y seleccionados
  • Hacer fumigación y pulverización del grano almacenado
  • Realizar muestreo y determinar la humedad cada 15 días, para tomar medidas preventivas o correctivas

Almacenamiento de granos empacados

El almacenamiento de los granos de cereales empacado en sacos, bultos de fique o de material plástico, debe realizarse en unos espacios con una estructura adecuada.

Este tipo de almacenamiento, es muy empleado en países en desarrollo, por su economía y porque se adapta muy bien a las condiciones de transporte y comercialización de los granos.

Actualmente se emplean diversas formas para el almacenamiento de granos empacados como: Almacenamiento al aire libre y en bodegas o depósitos

Almacenamiento al aire libre: no se realiza en el interior de edificaciones. Existen dos tipos de almacenamiento al aire libre: acopio en pirámides y acopio en almacenes o silos ligeros.

Acopio en pirámides. Este tipo de sistema de acopio, se emplea en lugares secos y es un acopio de corta duración. Consiste en formar pirámides de sacos o bultos, ubicados sobre tarimas construidas en hormigón, asfalto o por varias capas de piedras las cuales son recubiertas con plásticos o lonas, que evitan, que la humedad de las superficies suba hasta los sacos que contienen los granos, es necesario proteger los arrumes o pirámides con lonas o plásticos que impidan que los granos se humedezcan, con las aguas de las lluvias.

Acopio en silos ligeros. Se diferencia del almacenamiento en pirámides básicamente en la construcción de la estructura para el almacenamiento, ya que además de las tarimas que son similares a las empleadas para el acopio en pirámide, se ubican alrededor de estas una pared construida en alambre galvanizado, recubierta en el interior por una lámina de plástico la cual alcanza una altura aproximada de 2.5 metros. Los arrumes son cubiertos con una lona en forma de cono. Es necesario que este tipo de acopio se realice con granos secos.

Almacenes y depósitos: Las bodegas o depósitos de almacenamiento deben cumplir con algunos parámetros, para conservar la calidad de los granos.

  • Tener una ventilación natural o artificial,
  • Permitir el control del contenido de humedad tanto del grano como del medio, al igual que la temperatura,
  • Evitar el calentamiento de los sacos,
  • Ubicar los arrumes sobre estibas de madera a una altura del suelo mínima de 15cm. y a unos 50 cm. de las paredes.
  • Los bultos o arrumes no deben entrar en contacto con el techo o cubierta de la bodega.
  • Impedir el acceso de insectos, roedores y pájaros
  • Facilitar el uso de máquinas para el desplazamiento y transporte de los bultos
  • La altura de los arrumes depende del tipo de material de los bultos. Para sacos de fique, se pueden alcanzar altura hasta de 6 metros y para los sacos de material plástico, los arrumes no deben pasar de los 3 metros.
  • Los pasillos entre los arrumes o lotes deben tener entre 2-4 metros de ancho

Por otra parte, en bodegas o centros de acopio de alta capacidad, el manejo de los productos debe ser eficiente, razón por la cual la unidad debe contar con equipos adecuados para que los flujos de las operaciones básicas tengan el mayor nivel de mecanización posible. El material o equipo básico recomendado es:

  • Equipos de recepción y control, para medir peso, humedad, temperatura, entre otros controles
  • Equipo para el desplazamiento de los bultos, facilitando su manipulación
  • Equipo para el reacondicionamiento de los productos
  • Equipo para el tratamiento con insecticidas, tanto de los granos como de los bultos y de las bodegas
  • Bultos de reposición ya sean en material de fique o plásticos
  • Tarimas o estibas de madera o de otro material que impida el paso de la humedad de las superficies

Fuente: UNAD